Nueva Oración Maria Lionza para atraer ser amado

, por  Oráculo de Delfos 2149

Nueva Oración Maria Lionza para atraer ser amado

Esta es una oración que hemos rescatado de la tradición de Venezuela extensible a todos los paises.
Las plegarias y oraciones predisponen a realizar el bien, y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.
Toda oración ha de ir acompañada de buenos deseos para ti y para los demás.
Tu fé será fundamental. Cada santo tiene sus particularidades, y por su vida y sus obras se le atribuyen unos milagros u otros, pero eres tu quien debe de poner la intencionalidad y el motivo por el que quieres la concesión de la petición o gracia.

Historia

A pesar de que se le cree de origen indígena, comúnmente se le representa como una mujer blanca con una corona de oro en la cabeza y una rosa y un banderín en la mano derecha.

El banderín tiene escrito su misión como diosa: Protectora de las aguas, Diosa de las cosechas.

No existe documentación histórica sobre la mujer representada, pero sí numerosas teorías contemporáneas sobre el origen del mito basadas en la tradición oral venezolana. Estas historias, aunque diferentes, coinciden en señalar a María Lionza como un ser sobrehumano, que habita las montañas de Sorte en el estado Yaracuy, desde donde el culto se extendió al resto del país alrededor del año 1900. Por esta razón, la región de Sorte es un sitio de peregrinación constante de los creyentes del culto marialioncero.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color blanco. Inicia toda oración con la marca de la cruz.

Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

Madrecita, madre de la raza mestiza,

yo (pronuncia tu nombre) fiel creyente de tu poder,

ruego en el nombre de la Divina Providencia que me ayudes,

me liberes de todo mal y me brindes tu Santa Protección,

tu que has llegado hasta la corte Celestial y presides la Corte India

y estás rodeada de ángeles, arcángeles y serafines.

Yo (pronuncia tu nombre) admirador y creyente en ti,

pido en el nombre de Dios me irradies con amor, armonía, paz, y

prosperidad.

Te pido, ¡Oh Reina mía!, te dignes a que

(decir el nombre de la persona que quieres atraer)

fije sus ojos en mi y solo en mi y para siempre.

Concédeme la gracia que te pido y que me ilumines y estés siempre junto

a mí con el amado.

Amen

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.