Oración a ángeles para empezar el día


Miércoles 12 de marzo de 2014
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  462




Oración a ángeles para empezar el día

Esta es una oración que hemos rescatado de la tradición católica.
Practica esta oración todas las mañanas, cuando te levantes. Aplícala para conseguir aquello que estés deseando: Amor, Fortuna…. Quizás descubras dónde está tu felicidad.

Las plegarias y oraciones predisponen a realizar el bien, y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Toda oración ha de ir acompañada de buenos deseos para ti y para los demás.

Tu fé será fundamental. Cada santo tiene sus particularidades, y por su vida y sus obras se le atribuyen unos milagros u otros, pero eres tu quien debe de poner la intencionalidad y el motivo por el que quieres la concesión de la petición o gracia.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color blanco. Inicia toda oración con la marca de la cruz.

Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

Jesús, tu Palabra declara que los ángeles intervienen en la vida de los seres humanos. Tu Palabra declara que los ángeles obeceden tu órden y están para ministrar a tus hijos. Sabemos que no podemos poner nuestra confianza ni adoración en ellos, sabemos que no podemos orar a ellos, ni adorarlos, ni venerarlos porque el único digno de toda GLORIA, HONRA Y ALABANZA ERES TÚ. Queremos tener una percepción sana de la actividad, trabajo y relación con los ángeles.

Padre, gracias por las huestes de los cielos que están operando a mi favor. Gracias por la oportuna ayuda que me envías desde los cielos, gracias por ese ejército de ángeles ministradores, paladines, que ejecutan tu orden fielmente.

Hazme sensible a la existencia y la presencia de tus ángeles. Declaro que hay más ángeles obrando por mí que demonios obrando contra mí.
Un tercio de los ángeles cayó con Lucifer. Esto significa que dos tercios de los ángeles de los cielos están operando a mi favor. Señor, gracias por abrir mis ojos para ver las huestes angelicales y los carros de fuego cercando mis situaciones para luchar a mi favor. Gracias porque en el momento donde nadie está para ayudarme, llega allí mismo un angel y me saca del aprieto.

Amén.

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

1666 hoy
2124 ayer
5856315 desde el principio

Visitantes conectados: 39