Oración a la Virgen Macarena para pedir Gracia y Favor


Martes 11 de marzo de 2014
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  3414




Oración a la Virgen Macarena para pedir Gracia y Favor

Esta es una oración que hemos rescatado de la tradición católica.
Las plegarias y oraciones predisponen a realizar el bien, y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Toda oración ha de ir acompañada de buenos deseos para ti y para los demás.

Tu fé será fundamental. Cada santo tiene sus particularidades, y por su vida y sus obras se le atribuyen unos milagros u otros, pero eres tu quien debe de poner la intencionalidad y el motivo por el que quieres la concesión de la petición o gracia.


Historia

Una señora,ya anciana, nacida y criada bajo la bella sombra de la Iglesa de San Gil,la cual,en su devoción, cada año salia tras el palio de su Virgen Macarena,muy pegadita al manto, contaba una de tantas leyendas de esta Imagen.

«La Virgen de la Macarena llego de»rebote" a Sevilla, ya que una leyenda cuenta que un mercader llegado desde Italia y con destino al Nuevo Mundo, se disponia a embarcar en un barco arriado en nuestro Puerto de Sevilla, cuando de pronto se sintió indispuesto y fue trasladado al Hospital de las Cinco Llagas. alli ,el mercader, que padecia una grave enfermedad de la epoca, fué cuidado por las monjitas de dicho hospital hasta que falleció.

Al no encontrar a la familia del muerto y sobre que provenia de Italia, sus pertenencias pasaron a manos de las monjitas. Su única pertenencia era un pequeño zurron, en el cual, al ser abierto por las monjas, hallaron el busto de una Virgen bellísima ,la cual sería conocida en el barrio,por su advocación y barrio donde se encontraba : Ntra Sra de la Esperanza Macarena.

Se dice que dicho mercader iba al Nuevo Mundo con el firme objetivo de vender ese busto sublime, y que milagrosamente, se quedó en Sevilla."
Esta bella leyenda ha sido contada de padres a hijos,abuelos y nietos...y es así como a llegado este bello relato hasta nuestros tiempos.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color verde. Inicia toda oración con la marca de la cruz.

Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

¡Oh excelsa Madre de Dios y Esperanza de los mortales! Sabedor de que habéis recibido la misión divina de guardar, guiar, alegrar y consolar a las almas, a Vos acudo con inquebrantable fe e ilimitada confianza. Vuestro título de Madre de la Esperanza me alienta sobremanera;
vuestro nombre ya es prenda de buena acogida; vuestra misión es seguridad de otorgamiento. Seguro de que vuestros brazos se abren en todo momento con solicitud maternal, en ellos me arrojo. De Vos todo lo espero.
Aun cuando todo el mundo me abandone, aun cuando la ciencia me desahucie, aun cuando el Cielo oculte sus celajes, aun cuando Dios no oyera ya mis ruegos, aun cuando las tinieblas envolvieran mi alma, aun cuando todo el camino se me cerrara, y sin luz, sin calor, sin fuerza, sin aliento, sin sostén alguno ni humano ni divino, estuviera por hundirme en el abismo de la desesperación, a vuestro amparo me acojo. Vos no me abandonaréis, oh Madre mía; Vos fuistéis, sois y seréis, después de Jesús, toda mi esperanza.
En Vos confié y en Vos confío contra toda esperanza y seguro estoy que no quedaré confundido. ¡Oh Madre buena y poderosa, oh Madre de la Esperanza! mirad mi aflicción y necesidad, dadme consuelo, escuchad mi plegaria. (PEDIR FAVOR Y GRACIA)

Por Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor. Amen

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

937 hoy
1928 ayer
5851301 desde el principio

Visitantes conectados: 59