Oración a San Juan Bautista para iniciar viaje

, por  Oráculo de Delfos 6170

Oración a San Juan Bautista para iniciar viaje

Las plegarias y oraciones predisponen a realizar el bien, y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Toda oración ha de ir acompañada de buenos deseos para ti y para los demás.

Tu fé será fundamental. Cada emanencia tiene sus particularidades, y por su vida y sus obras se le atribuyen unos milagros u otros, pero eres tu quien debe de poner la intencionalidad y el motivo por el que quieres la concesión de la petición o gracia.

Hoy te traemos una nueva oración para intentar superar esos problemas que tienes económicos.

Siempre te decimos que para cambiar las cosas hay que empezar a cammbiarse uno mismo. No es suficiente con rezar una oración y seguir igual. Tienes que luchar por ti mismo y por tu cambio. Desde este rincón te ayudaremos, prendiendo velas y energías para ti. Pero tienes que ser tu quien despliege las velas de este barco simbólico que eres TU.
A navegar y a cambiar¡¡¡.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color rojo.
Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

Gloriosísimo San Juan Bautista, por el amor ardiente que tuviste al Niño Jesús y por la santísima dulzura que infundió en tu corazón con sus halagos; por aquellos privilegios que te concedió para hacer tantos milagros a favor de tus devotos, te suplico te dignes favorecerme en todas mis necesidades con tu eficaz patrocinio y en particular te ruego me alcances la gracia que te pido en este día.

¡Oh, glorioso San Juan Bautista, muévete a piedad de esta alma acongojada, que en ti puso sus esperanzas; líbrala, te ruego, de sus miserias. ¡Oh, santo de los milagros!, alivia la congoja de mi corazón, y haz que yo viva aquí como verdadero amante de mi Jesús para poder gozar de Él en el Cielo.
Amén.

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.