Oración a San Luis Beltrán para expulsar mala suerte


Lunes 16 de junio de 2014
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  1082




Oración a San Luis Beltrán para expulsar mala suerte

Las plegarias y oraciones predisponen a realizar el bien, y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Toda oración ha de ir acompañada de buenos deseos para ti y para los demás.

Tu fé será fundamental. Cada emanencia tiene sus particularidades, y por su vida y sus obras se le atribuyen unos milagros u otros, pero eres tu quien debe de poner la intencionalidad y el motivo por el que quieres la concesión de la petición o gracia.

Hoy te traemos una nueva oración para intentar superar esos problemas que tienes económicos.

Siempre te decimos que para cambiar las cosas hay que empezar a cammbiarse uno mismo. No es suficiente con rezar una oración y seguir igual. Tienes que luchar por ti mismo y por tu cambio. Desde este rincón te ayudaremos, prendiendo velas y energías para ti. Pero tienes que ser tu quien despliege las velas de este barco simbólico que eres TU.
A navegar y a cambiar¡¡¡.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color blanco.
Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

En el nombre del gran poder de Dios, omnipotente y eterno, pido permiso para invocar el santo nombre de san Luis Beltrán que cura toda clase de males, para conjurar , en aire, fuego, agua y tierra, elementos de la naturaleza que deben penetrar en la salud, fuerza y vigor.
Que esta bendición permanezca con la voluntad divina aquí, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén”.
Se reza un Padrenuestro y un Ave María.
Posteriormente se dice la siguiente oración de san Luis Beltrán:
Criatura de Dios, yo te conjuro y bendigo en el nombre de la santísima trinidad Padre , hijo y espíritu santo, tres personas y una esencia verdadera, y de la Virgen María nuestra señora concebida, sin mancha del pecado original. Virgen antes del parto,en el parto, y después del parto, y por la gloriosa santa Gertrudis tu querida y regalada esposa, once mil Vírgenes, señor san José, san Roque y san Sebastian y por todos los santos y santas de tu corte celestial. Por tu gloriosísima encarnación, gloriosísimo nacimiento,santísima pasión,gloriosísima resurrección, ascensión por tan altos y santísimos misterios que creo y con verdad, suplico a tu divina majestad, poniendo por intercesora a tu santísima madre abogada nuestra, libres, sanes a esta afligida criatura de esta enfermedad, mal de ojo, dolor, accidente, calentura o cualquier otro daño, herida o enfermedad. Amen Jesús. No mirando a la indigna persona que prefiere tan sacrosantos misterios con tan buena fe te suplico señor, para honra tuya y devoción de los presentes, te sirvas por tu piedad y misericordia de sanar y librar de esta herida, llaga, dolor, tumor o enfermedad, quitándole de esta parte y lugar. Y no permitas tu divina majestad, le sobrevengan accidente, corrupción, ni daño, dándole salud para que con ello te sirva y cumpla tu santísima voluntad. Amen Jesús ,Yo te curo y ensalmo. Jesucristo nuestro señor redentor; te sane, bendiga y haga en todo su divina voluntad. Amen Jesús.

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

937 hoy
1928 ayer
5851301 desde el principio

Visitantes conectados: 95