Oración a Santa María Magdalena para petición de amor o favor


Martes 17 de junio de 2014
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  741




Oración a Santa María Magdalena para petición de amor o favor

María Magdalena siempre estuvo junto a Jesús, hasta el último momento.
Ella que sigue estando junto a Él, te ayudará a conseguir ese favor que estás pidiendo, pero recuerda las palabras que decimos a continuación. Pon mucha Fe.

Las plegarias y oraciones predisponen a realizar el bien, y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Toda oración ha de ir acompañada de buenos deseos para ti y para los demás.

Tu fé será fundamental. Cada santo tiene sus particularidades, y por su vida y sus obras se le atribuyen unos milagros u otros, pero eres tu quien debe de poner la intencionalidad y el motivo por el que quieres la concesión de la petición o gracia.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color blanco. Inicia toda oración con la marca de la cruz.
Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

  • Oh santa María Magdalena,
  • piadosa y distinguida
  • discípula del Salvador,
  • espejo brillante y vivo ejemplo
  • de verdadera conversión
  • y sincero arrepentimiento;
  • regla y modelo de la vida contemplativa,
  • que durante treinta y tres años
  • vivisteis en la soledad,
  • ignorada del mundo
  • y escondida a sus miradas;
  • recibiendo con intensidad
  • los afectos del amor divino.
  • Gloriosa Santa María Magdalena,
  • apiadaros de este corazón herido
  • y llevad mi súplica ante Jesús amado


-* (hacer la petición).

  • Bendita María Magdalena,
  • que tanto amor disteis y recibisteis
  • no me abandonéis en esta difícil situación,
  • obtenedme, os ruego con gran esperanza,
  • que por vuestra poderosa intercesión
  • vea en breve concedida mi demanda.
  • Gran Santa que sólo en Jesús
  • encontrasteis amor, paz y consuelo
  • que merecisteis anunciar a los Apóstoles
  • la Resurrección de nuestro Redentor,
  • alcanzadme que merezca una centella
  • de aquel amor ardiente que tuviste a Jesús
  • y la gracia de morir invocando
  • los dulcísimos nombres de Jesús y de María.

Así sea.

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

603 hoy
2001 ayer
5859210 desde el principio

Visitantes conectados: 27