Oración Espiritista para atraer el amor


Martes 18 de marzo de 2014
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  789




Oración Espiritista para atraer el amor

Los mismos seres que se comunican se
designan, como lo dijimos, con el nombre de Espíritus o
genios y aseguran haber pertenecido, por lo menos
algunos, a hombres que vivieron sobre la Tierra.
Constituyen el mundo espiritual, como nosotros
constituimos, durante la vida, el mundo corporal.
Resumimos así, en pocas palabras, los puntos
más importantes de la doctrina que nos trasmitieron,
para responder más fácilmente a ciertas objeciones.
“Dios es eterno, inmutable, inmaterial, único,
todopoderoso, soberanamente justo y bueno.
Creó el Universo que comprende a todos los
seres animados e inanimados, materiales e inmateriales.
Los seres materiales constituyen el mundo
visible o corporal y los seres inmateriales el mundo
invisible o espírita, es decir, el de los Espíritus.
El mundo espírita es el mundo normal, primitivo,
eterno, preexistente y sobreviviente a todo.
El mundo corporal no pasa de ser secundario;
podría dejar de existir, o no haber existido jamás, sin
alterar la esencia del mundo espírita.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color morado.

Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

Espíritus sabios y benévolos,

mensajeros de Dios, cuya misión es la de asistir a los

hombres y conducirles por el buen camino; sostenedme

en las pruebas de esta vida, dadme fuerzas para sufrirlas

sin murmurar; desviad de mí los malos pensamientos y

haced que no dé acceso a ninguno de los malos

Espíritus que intenten inducirme al mal. Iluminad mi

conciencia para que pueda ver mis defectos, separad

de mis ojos el velo del orgullo que podría impedirme

verlos y confesármelos a mí mismo.

Vos sobre todo, mi ángel de la guarda, que

veláis más particularmente y vosotros, Espíritus

protectores que os interesáis por mí, haced que me

haga digno de vuestra benevolencia. Conocéis mis

necesidades, que ellas sean satisfechas según la

voluntad de Dios.

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

1666 hoy
2124 ayer
5856315 desde el principio

Visitantes conectados: 28