Oración milagrosa y poderosa a San Patricio


Lunes 17 de marzo de 2014
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  984




Oración milagrosa y poderosa a San Patricio

San Patricio es el patrón de Irlanda.
Tiene fama de milagroso y especialmente de ser un gran protector de la familia y de las relaciones amorosas.
Utilizó el trébol como simil de la Santísima Trinidad.
Lucho contra el paganismo siendo capaz de convertir a toda Irlanda al Catolicismo.

Esta es una oración que hemos rescatado de la tradición católica.
Las plegarias y oraciones predisponen a realizar el bien, y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Toda oración ha de ir acompañada de buenos deseos para ti y para los demás.

Tu fé será fundamental. Cada santo tiene sus particularidades, y por su vida y sus obras se le atribuyen unos milagros u otros, pero eres tu quien debe de poner la intencionalidad y el motivo por el que quieres la concesión de la petición o gracia.

Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color blanco. Inicia toda oración con la marca de la cruz.

Posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos.

Oración:

Manantial Divino

Bendito San Patricio,

glorioso Apóstol de Irlanda,

que te has convertido en un amigo y un padre para mí

aun antes de mi nacimiento,

Por Dios escucha mi oración y acepta

los sentimientos de gratitud y veneración

con la que mi corazón está lleno.

Por ti he heredado esta fe

que es más estimada que la vida.

Ahora elevo esta oración , en representación de mi agradecimiento,

por lleva mi homenaje a Dios Todopoderoso.

Santo Padre y patrón de Irlanda,

no me desprecies en mi debilidad;

recuerda los llantos de los niños pequeños

que eran los sonidos que se levantaron,

como una misteriosa voz del cielo,

y te invitaron a venir entre nosotros.

Escucha, entonces, mi humilde súplica

(Hágase la petición)

Que mi oración ascienda al trono de Dios, con las alabanzas y bendiciones con las cuales santificare tu nombre y tu memoria.

Que mi esperanza sea animada por tu patrocinio y por tu intercesión a nuestros antepasados, que ahora gozan de la bienaventuranza eterna, y te agradecen por su salvación.
De acuerdo a la voluntad de Dios, por tu valentía y tu caridad dame la gracia de amar a Dios con todo mi corazón, para servirle con todas mis fuerzas, y perseverar en los buenos propósitos hasta el final.

Amén.

El Oráculo de Delfos. Te veo. Te ves.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

0 hoy
1915 ayer
6146280 desde el principio

Visitantes conectados: 53