Oración para proteger a un bebé o recién nacido


Viernes 26 de julio de 2013
por  Maestro Lenwé
 Visitas  3533




Oración para proteger a un bebé o recién nacido


Preparación:

Vamos a proceder a realizar esta invocación. Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color blanco símbolo de protección y si es posible realizar una vaporización de aceite esencial con perfume de incienso o mirra. Es bueno mantener la cabeza un poco inclinada cuando se recita y al final hacer la señal de la cruz, momento en el que se debe comunicar la petición que se necesita alcanzar, posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos y acto seguido apagad la vela y la lamparilla o sahumerio con perfume que se encendió al principio. Es recomendable decirla durante tres días seguidos y a poder ser a la misma hora.

Rezo:

"Espíritu que te has encarnado en el cuerpo de nuestro hijo, bien venido seas entre nosostros, Dios Todopoderoso que lo has enviado, bendito seas.

Este es el depósito que nos ha sido confiado, del que debemos dar cuenta en su día.

Si pertenece a la nueva generación de los espíritus que deben poblar la tierra, gracias.

Dios mío, por este favor. Si es un alma imperfecta,nuestro deber es ayudarla a progresar en el camino del bien, con nuestros consejos y buenos ejemplos, si cae en el mal, por culpa nuestra, de ello responderemos ante vos, porque no habremos cumplido nuestra misión respecto a él.

Señor, sotenednos en nuestro trabajo y dadnos fuerzas y voluntad para cumplirlo.

Si este niño debe ser objeto de nuestras purebas que se cumpla vuestra voluntad.

Espiritus buenos que habéis venido a presidir su nacimiento y debéis acompañarle durante la vida no le abandonéis.

Separad de el a los espíritus imperfectos que pudieran inducirle al mal, dadle fuerza para resisitr a sus sugestiones y valor par sufrrir con paciencias y resignación las pruebas que le esperan en tierra.

Dios mío, que me habéis confiado la suerte de uno de vuestros hijos, haced Señor, que sea digno del deber que se me ha impuesto, concededme vuestra protección;

iluminad mi inteligencia con el fin de que pueda discernir con tiempo las tendencias del que debo prepara para entrar en vuestra paz. Gracias Señor."







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

1152 hoy
1648 ayer
5964637 desde el principio

Visitantes conectados: 50