Poderosa Oración del Muerto (Protección)


Viernes 4 de octubre de 2013
por  Maestro Lenwé
 Visitas  15539




Preparación:

Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color morado símbolo de sufrimiento y espiritualidad, se puede colocar a su lado cualquier elemento usado por los estudiantes: lápices, bolígrafos, cuadernos... y si es posible realizar una vaporización de aceite esencial con perfume de rosa o ámbar. Es bueno mantener la cabeza un poco inclinada cuando se recita y al final hacer la señal de la cruz, momento en el que se debe comunicar la petición que se necesita alcanzar, posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos y acto seguido apagad la vela y la lamparilla o sahumerio con perfume que se encendió al principio.

Oración:

"Muerto, tu que te hallas en el cementerio con tu cuerpo,yo
llamo a tu espiritu y le digo:necesito el pensamiento del que desea mal para mi,que no me miren ni me ofendan las palabras que fueron acumuladas sobre ti;muerto,yo deseo eternamente no me falte el vino para mi cuerpo,el pan para sotener mi materia y la bendicion del padre para la fortaleza de mi alma.

Vi a los espiritus intranquilos y a los que hacen mal para mi.
Virgen Maria,madre de jesucristo, socorreme en el peligro
que me veo y las lagrimas que derramastes por tu hijo adorado jesucristo,que sea sangre de mi cuerpo para que los brujos y los hechizeros no me maten ni me vean,que la corona de espinas que le pusieron a jesucristo que sea el pano que cubra a mis enemigos.

Los paños que envolvieron a jesucristo que envuelvan ami alma;el que desee mal para mi,que no me cause;que la espada de san Blas sea la defensa de mi cuerpo y que las cadenas de San Miguel Arcangel sean para amarrar a mis enemigos. Amén".







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

892 hoy
1335 ayer
5956795 desde el principio

Visitantes conectados: 36