Ritual con los cuatro elementos para limpiar y purificar una gema o mineral


Domingo 16 de septiembre de 2012
por  Maestro Lenwé
 Visitas  1253




Ritual con los cuatro elementos para limpiar y purificar una gema o mineral


Las gemas, cristales y minerales son elementos que recogen la energía, emociones y sentimientos de la persona que las porta. Por este motivo, si ha llegado a nuestro poder un cristal, tanto a través de una compra o de una herencia, incluso como un regalo, debemos de proceder a su limpieza no sólo para eliminar la suciedad que pudiera tener en forma de polvo o grasa, sino para eliminar la carga emocional o energética que ha recogido de todas las personas por las que ha pasado hasta llegar hasta nuestras manos, no olvides que las gemas y cristales son algo personal y sus propiedades y beneficios sólo deben ser nuestros.

Existen diversos rituales de purificación, vamos a mostrar una limpieza con el elemento tierra.

Necesitaremos los siguientes elementos:

  • Un cuenco de barro o cerámica con tierra o con sal
  • Un cuenco de barro o cerámica con agua mineral o de manantial
  • Una vela blanca
  • Una varita de incienso

Preparación y Desarrollo:

Antes de comenzar con el ritual es necesario que te tomes tu tiempo para un adecuado estado de limpieza mental y espiritual, por ello, antes de comenzar limpia tu mente de preocupaciones e intenta concentrarte en el mismo. En cuanto a tu estado físico, no actúes nunca bajo los efectos de sustancias alucinógenas o farmacológicas.

- En este ritual deberás utilizar una mesa o altar en el que irás colocando los distintos objetos:

  • Coloca el cuenco con el elemento Agua en el oeste.
  • Encienda la vela, que simbolizará el elemento Fuego, y colócala en el sur.
  • Enciende el incienso, que simbolizará el elemento Aire, y colócalo en el este.
  • Coloca el cuenco con tierra o sal, que simboliza el elemento Tierra, en el Norte.
  • Sitúa el cristal a purificar en el centro.

- Una vez colocados los objetos, procede de la siguiente forma:

  • Toma el cristal y entiérrala en el cuenco con tierra o sal, pasados unos segundos, pasa el cristal sobre el humo del incienso, nuevamente tras unos segundos pasa el cristal por la llama de la vela, de forma rápida para no quemarte, finalmente, introduce el cristal en el cuenco con agua, sácala del bol de agua y habrás purificado el cristal.






Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

1168 hoy
1648 ayer
5964653 desde el principio

Visitantes conectados: 40