Ritual fuego y suerte para 2014


Miércoles 25 de diciembre de 2013
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  493




Ritual de fuego y suerte para 2014

Objetivos:

Vamos a realizar este ritual para comenzar bien el año 2014 y prepararnos para que sea un buena año para nosotros.

Es un viejo ritual muy parecido al que se practica en la noche de San Juan, justo en el solsticio de verano, de ahí su parecido, pero nosotros le vamos a dar una aplicación diferente y vamos a utilizar la simbología de los colores, para conjugarla con nuestros deseos, además de añadir dos elementos como son el fuego y la tierra.

La canela, la vela y la varita de sándalo actúan como aglutinantes de deseos e instrumentos de la ritualización.

Sabemos que vivimos momentos de muchas dificultades. Como siempre os digo, la efectividad de los rituales depende en gran medida de tu creencia en ellos, y la capacidad que tengas de despertar las energías ocultas que nos rodean y que pueden cambiar las circunstancias de nuestra vida positivamente.

Se necesitan los siguientes elementos:

  • Un lugar dónde quemar papeles
  • Papeles de colores: Blanco, Rojo, Verde yAmarillo
  • Un bolígrafo o rotulador de color negro
  • Una varilla de incienso o sándalo
  • Una vela de color verde
  • Una rama de canela
  • Agua de mar o río (si no lo tienes a mano agua embotellada)

Preparación y Desarrollo:

Antes de comenzar a realizar este ritual magistral es necesario que te concentres en lo que vas a hacer. Piensa en el objetivo que persigue y que lo que estás haciendo es un camino que ha de llevarte allí. Los rituales, son instrumentos y su efectividad dependen mucho de tu actitud hacia lo que estás haciendo. Un ritual PREDISPONE a la consecución de un objetivo, pero NO DETERMINA. Así que mucho de lo que hagas depende de ti.

No actúes nunca con malicia, pues se volvería contra ti. Tampoco sea excesivamente egoísta. Piensa en ti, pero también en los demás. Analiza tu acción y hacia dónde te conduce. No siempre lo que queremos es lo mejor para nosotros. PIENSALO.

Quizás tus problemas no están dónde tu crees que está el problema. Te aconsejo que empieces con rituales sencillos, de predisposición como yo los llamo, y de carácter generalista. De todas formas siéntete libre para hacer lo que quieras. Es un buen principio para comenzar.

Siempre que inicies un ritual, no consumas alcohol ni sustancias que alteren tu consciencia. Tienes que tener plena consciencia de lo que haces. No evadas los problemas. AFRONTALOS.

La efectividad de los rituales depende de muchos factores, pero hay uno que es determinante; la creencia en ti y seguir trabajando en la búsqueda de lo que quieres. Te proporciono herramientas para darte una ayuda complementaria, pero no olvides que esto depende de ti. Te animo a seguir en la búsqueda y que practiques este ritual buscándote a ti mismo o misma.

Prepara el altar como es costumbre.

Vamos a encender en primer lugar la varilla de sándalo.

Con la varilla de sándalo vamos a recorrer todos los lugares de tu casa. Lo hacemos de una manera ritual, protocolaria. Queremos llenar de perfume oración toda la casa. Observa que el humo sube hacia arriba como lo hacen nuestras suplicas, plegarias u oraciones. Cada uno le pone el nombre que quiera, y añade la santidad que le apetezca. Lo importante es la ritualidad con que lo hagas.

Una vez recorrido toda la casa, dejamos la varilla humeante en el lugar dónde nos vamos a sentar a realizar este ritual.

Encendemos la vela, siempre con un fósforo o una cerilla. No lo hagas con un mechero o encendedor. La razón vuelve a ser ritual. Queremos utilizar los medios más naturales posibles y preferimos la combustión del fósforo que la del gas.

Ahora despliega los papeles en la mesa. De todos los colores. Cada color está relacionado con cuestiones diferentes.

En el color rojo escribe cuestiones relacionadas con el amor.

En el color verde, cuestiones relacionadas con la fortuna y el dinero.

En el color blanco, cuestiones relacionadas con la familia y la amistad.

En el color amarillo, cuestiones relacionadas con la salud.

Ya que sabes el significado del color, haz dos montones con los papeles.

En uno vamos a empezar a escribir lo que queremos y lo que no queremos.

Por ejemplo. En el color blanco, escribiremos lo que deseamos para el año nuevo: Conocer nuevos amigos. En lo que no queremos o no nos ha gustado del año anterior, escribiremos: “No conocer a gente como …….. (escribimos el nombre de ese amigo o amiga que nos ha hecho daño).

Lo haremos con todos los papeles y cuantos deseos quieras.

Ahora coge aquello que no quieres, y ponlo en el lugar donde vamos a quemar los papeles. Préndelo y dí: “Así como arde estos malos recuerdos, quiero que desaparezcan de mi vida sin que ello suponga hacerle daño a nadie ni a nada, pero sí beneficio para mi”.
Cuando se hayan consumido, ponle agua y tiralo todo por el water.

Ahora coge lo que deseas. Junta todos los papeles y déjalos en una cajita, enterrados en tierra junto a la rama de canela y despreocúpate de ellos. Es como si hubieras plantado una semilla que irá floreciendo en el año 2014.

Las cosas ya han empezado a cambiar.

El ritual ha terminado.

No te olvides de recoger y limpiar todos los elementos que has utilizado en el ritual con el máximo respeto y delicadeza.

Te doy herramientas, no soluciones.

El Oráculo de Delfos. Te veo, Me ves. Te doy herramientas.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

937 hoy
1928 ayer
5851301 desde el principio

Visitantes conectados: 58