Ritual Oración Arcángel San Gabriel para tu deseo


Lunes 20 de enero de 2014
por  Oráculo de Delfos
 Visitas  720




Ritual Oración Arcángel San Gabriel para tu deseo.

Objetivos:
Practicaremos esta oración ritual durante cinco días para que se cumpla nuestra petición.

Historia

Las Iglesias católica, ortodoxa y algunas protestantes, junto con el islam, lo consideran arcángel por ser junto con Miguel (el «vencedor de dragones») y Rafael («guía de médicos y de viajeros»), los únicos «ángeles con nombre», mensajeros de Dios encargados de llevar a cabo misiones especiales.Su jerarquía está vinculada a su «proximidad al trono de Dios». Se lo considera el «guardián del tesoro celestial», el «ángel de la redención», el «iniciador»,y el «mensajero supremo de Dios». En el islam, también se considera a Gabriel como uno de los principales mensajeros del Altísimo, pues es él quien reveló a Mahoma el Corán.

Su representación más común es la de la Anunciación y en el caso musulmán, la de la revelación a Mahoma, aunque también ha sido retratado llevando un mensaje escrito en la mano. Además es él quien vigila la entrada del Edén, para evitar que entren los descendientes de Adán y Eva, aunque hay algunos que afirman que quien vigila es el Arcángel Miguel. En las pinturas, Gabriel suele aparecer con figura majestuosa, ricamente ataviado, y su diestra suele figurarse en actitud de saludo y de bendición.

Se necesitan los siguientes elementos:

  • Un papel blanco
  • Cinco velas pequeñas de diferentes colores

Preparación y Desarrollo:

Antes de comenzar a realizar este ritual magistral es necesario que te concentres en lo que vas a hacer. Piensa en el objetivo que persigue y que lo que estás haciendo es un camino que ha de llevarte allí. Los rituales, son instrumentos y su efectividad dependen mucho de tu actitud hacia lo que estás haciendo. Un ritual PREDISPONE a la consecución de un objetivo, pero NO DETERMINA. Así que mucho de lo que hagas depende de ti.

No actúes nunca con malicia, pues se volvería contra ti. Tampoco sea excesivamente egoísta. Piensa en ti, pero también en los demás. Analiza tu acción y hacia dónde te conduce. No siempre lo que queremos es lo mejor para nosotros. PIENSALO.

Quizás tus problemas no están dónde tu crees que está el problema. Te aconsejo que empieces con rituales sencillos, de predisposición como yo los llamo, y de carácter generalista. De todas formas siéntete libre para hacer lo que quieras. Es un buen principio para comenzar.

Siempre que inicies un ritual, no consumas alcohol ni sustancias que alteren tu consciencia. Tienes que tener plena consciencia de lo que haces. No evadas los problemas. AFRONTALOS.

La efectividad de los rituales depende de muchos factores, pero hay uno que es determinante; la creencia en ti y seguir trabajando en la búsqueda de lo que quieres. Te proporciono herramientas para darte una ayuda complementaria, pero no olvides que esto depende de ti. Te animo a seguir en la búsqueda y que practiques este ritual buscándote a ti mismo o misma.

Prepara el altar como es costumbre.

Piensa cual es el objetivo del ritual. Escríbelo en el papel (Amor, Trabajo...)

Enciende solo una vela.

Recita esta oración:

Oh glorioso Arcángel San Gabriel, llamado fortaleza de Dios, príncipe excelentísimo entre los espíritus angélicos, embajador del Altísimo, que mereciste ser escogido para anunciar a la Santísima Virgen la Encarnación de divino Verbo en sus purísimas entrañas: yo te suplico tengas a bien rogar a Dios por mí, miserable pecador, para que conociendo y adorando este inefable misterio, logre gozar el fruto de la divina redención en la gloria celestial. Amén.

Oh glorioso Arángel San Gabriel, luz pura que llevas el sagrado mensaje, conduce mi mensaje y mi deseo también hacia el lugar dónde este puede crecer, si esto va a ser por el bien de la humanidad.

Cuando finalices, quédate unos minutos reflexionando, mirando a la vela y en paz.

Apaga la vela.

Guarda el papel y todas las velas.

Al día siguiente vuelve a instalarlo todo. Enciende otra vela diferente. Y vuelve a recitar la oración.

Así lo vamos hacer durante un total de cinco días, hasta que ya no queda ninguna vela por encender.

El último día, cogemos el papel y lo quemamos con la última vela. Siempre con mucho cuidado.

Cogeremos las cenizas y en una zona exterior, le daremos un golpe de viento para que se unan con el aire.

El ritual ha terminado.

No te olvides de recoger y limpiar todos los elementos que has utilizado en el ritual con el máximo respeto y delicadeza.

Te doy herramientas, no soluciones.

El Oráculo de Delfos. Te veo, Me ves. Te doy herramientas.







Comentar el Artículo





Estadísticas

Última actualización

Jueves 24 de enero de 2019

Publicación

1021 Artículos

Visitas

603 hoy
2001 ayer
5859210 desde el principio

Visitantes conectados: 29